Dieta y ejercicio vs Elevar Estatutos

Dieta y ejercicio vs Elevar Estatutos

Cambio vs Transformación

La diferencia entre un cambio y una transformación.

El cambio viene por la necesidad de adaptarse a una nueva forma de vida, debido a una situación repentina, no deseada, o a una invitación de un tercero. Y provoca enojo, resistencia, rebeldía, justificación, procrastinación etc.

Por ejemplo: Voy al médico y me pide que pierda peso, no es algo que yo esté decidiendo, es un requerimiento del médico, y aunque es con el objetivo de mejorar mi salud o disminuir el riesgo de una complicación mayor, la mayoría de las veces no le tomamos la importancia que requiere y no hacemos el cambio o al menos no por un periodo de tiempo adecuado (toda la vida).

En una transformación, el deseo del cambio nace del interior, originado por la necesidad de tener un resultado diferente, la voluntad de cambiar nace en la persona, así como la determinación para hacerlo.  Una transformación implica que la persona que cambia, aunque es el mismo ser, no volverá a estar de la misma forma que antes. La característica de la transformación es el Sentido. ¿El por qué? del cambio. Este sentido proviene del amor.

Es importante entender lo anterior para reflexionar en ¿por qué no puedo perder peso? Si encima de todo es lo que más deseo. Mi propuesta es que no busques una dieta y un centro deportivo en primer lugar, mi propuesta es que eleves tus estándares e implementes estatutos en los que creas profundamente; para que establezcas la cultura que le dé dirección a tu vida y por consecuencia cambie tu cuerpo.

No sólo es buscar un lugar donde entrenar y una lista de alimentos que te indique que si puedes o que no puedes comer, no es ingerir pastillas mágicas o milagrosas; va mucho más allá, Es elaborar un plan para buscar dentro de ti la fuerza de voluntad para convertirte en una mejor persona, con una experiencia de salud muy distinta a la actual, un plan diseñado por ti y para ti (con ayuda), donde tomarás en cuenta: tus creencias, tu estado emocional, tus ideas, tu cuerpo, la etapa de donde arrancas, tus necesidades, mitos y realidades, información científica, tu medio ambiente, la gente que te rodea, tu formación, tu sistema de evaluación, tu capacidad, tus actividades diarias, tu gestión de emociones y entonces tengas una clara idea de ¿qué tienes que cambiar y por qué?

Es apelar a tu grandeza, a tus posibilidades, a tu capacidad de automejorarte, a descubrir tus límites a vencer tus miedos, a trabajar en ti, que eres tu mayor y más grande recurso.

La realidad que hoy tenemos nosotros mismos la hemos establecido, la buena noticia es que la podemos cambiar el día que queramos.

Los seres humanos somos todo posibilidades; una de las posibilidades que más me emociona; es saber con toda claridad, que podemos aprender en cualquier momento de nuestra vida, cualquier tipo de habilidad, podemos adquirir cualquier conocimiento y convertir lo aprendido en capacidad para aplicarlo y transformar nuestra propia vida.     

Alejandro Gómez