Energía para todo

Energía para todo

Tengo  ganas de hacer tantas cosas, bailar salsa con mi mujer a nivel competencia, tocar la guitarra, escribir un libro, dominar el inglés, correr un Ironman, mejorar mi habilidad en las barras, leer varios libros, trabajar, entrenar a mis hijos, salir con mis amigos, ganar dinero, abrir un negocio nuevo, aprender jiu jitsu, ser conferencista;  en fin quiero tantas cosas, Pero me doy cuenta que necesito recursos de muchos tipos, en mi opinión los más importantes son:

  • Salud
  • Tiempo
  • Energía

Me he dado cuenta que todas las actividades que pretendo realizar compiten por el mismo espacio de tiempo para que las pueda llevar a cabo, esto es: el día tiene 24 horas y tengo que saber administrar ese tiempo para asignarle un espacio a cada actividad, no hay tiempo para hacer todo lo que quiero, tengo que elegir y establecer mis prioridades. Ahora algo que pasé por alto mucho tiempo pero que hoy he logrado comprender, es que dispongo de una cierta cantidad de energía al día determinada, energía que me sirve para poder enfocarme y poder esforzarme en lo que quiero lograr, esta energía no es inagotable, por ello tengo que disponer de ella con inteligencia para aplicarla en mis prioridades.

Si nuestro cien por ciento de energía y tiempo son para el empleo, no tendremos más energía ni tiempo que ofrecer para nuestros demás intereses, como las personas que nos importan, nuestro cuidado personal, nuestro crecimiento etc. No podemos pretender trabajar 16 horas al día de lunes a domingo y después tener energía para cuidar de nosotros, tener actividad física, leer, fomentar nuestras relaciones personales y disfrutar de alguna actividad recreativa. Necesitamos descansar, dedicarnos tiempo, sembrar cariño en los que amamos, divertirnos, invertir en nuestro crecimiento o perderemos nuestro recurso más importante y vital, la salud.

De la misma forma no puedo dedicar todo mi tiempo y energía a descansar, ver películas, jugar videojuegos, ver videos y series porque sucederá lo mismo, descuidaré todas las demás áreas de mi vida. 

Muchas veces pasé por alto esta verdad: mi energía no es inagotable. Al principio busqué robarle horas al descanso, pero el resultado no se puede mantener a largo plazo, siempre estás cansado, descuide mis relaciones por no darles el tiempo y la energía que merecen, deje de crecer como ser humano por no invertir en mi desarrollo, deje de divertirme, deje de hacer lo que me hace feliz, perdí mi salud.

No pretendo convencer a nadie de lo que creo, solo te comparto lo que a mi me ha funcionado, nunca es falta de tiempo o falta de energía, siempre es cuestión de prioridades, es un tema de mayordomía, saber administrar tus recursos y elegir las actividades a las que les daremos nuestro cien por ciento. ¿Cómo elijo esas actividades? uff no es un tema sencillo, lo definiría de la siguiente manera:

  1. Primero conocer nuestro propósito en  la vida, una vez que sabemos quiénes somos y a qué venimos a este mundo tomar decisiones es fácil.
  2. Entendiendo que el secreto de la felicidad está en el compartir, así que la gente es lo más importante.
  3. Buscar mejorar cada día como ser humano, invertir en nuestra mente, nuestro físico, nuestras emociones, sentimientos y nuestro espíritu, porque invertir tiempo y energía en estar más preparados y ser mejores nos coloca en una mejor situación y oportunidad para cualquier actividad que queramos realizar.
  4. Comprender que no hay nada más grande que el amor.

Comparto tres frases al respecto espero te gusten:

  1. Aprovechen bien el tiempo. Apóstol Pablo
  2. Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo. Salomón
  3. Tu empleo te da un sueldo que tu pagas con el tiempo que le dedicas a realizarlo. Alejandro Gómez