No es donde estás, es quien eres

No es donde estás, es quien eres

No es dónde estás, es quién eres:

¿Cómo influyen las personas en mis hábitos alimenticios, deportivos y de descanso? ¿cómo influye el lugar donde vivo? Es común que pensemos que el sobre peso tiene su origen en algo externo, es que en mi casa se come de tal o cual manera, es que si no me lo como, mi mamá se ofende, muchas costumbres familiares, amistades, entornos laborales o sociales influyen en nuestro estilo de vida, pero no lo determinan. Podemos pensar que es genética, herencia, una falla de nuestro organismo, ya sea el metabolismo, tiroides, edad,  Identificamos estas creencias al escuchar frases como: yo respiro y engordo, solo de verlo ya subí de peso, soy de huesos anchos, toda mi familia tiene genética robusta y contrario a estos pensamientos, el sobre peso y la obesidad no son un problema externo, (en la mayoría de los casos), tener sobrepeso y obesidad es resultado de nuestro comportamiento, es una consecuencia de nuestra conducta, son los estándares de nuestros hábitos de tres actividades esenciales: Alimentación, Actividad física y Descanso. Se tienen a estos tres rubros como temas de segunda importancia; cuando la ciencia nos muestra claramente que estas tres actividades son esenciales para el correcto funcionamiento del ser humano. Que la nutrición no es un simple comer, afecta directamente al funcionamiento de cerebro, al funcionamiento de cada órgano vital y a nuestro estado de ánimo. Aunque el sobre peso y la obesidad son un problema a nivel mundial, América tiene los países con mayor índice de obesidad en el mundo. México y Estados Unidos, tienen una situación de alerta de salud nacional debido al sobre peso y la obesidad. La primera causa de muerte en hombres y la segunda causa en mujeres es el infarto al miocardio, existen serios problemas en la población de hígado graso, hipertensión, colesterol elevado, diabetes y sus complicaciones y no hay recursos suficientes para atender a estos pacientes, estamos rebasados. Los datos dónde los busques confirman el número de muertes por estas causas.

Los países son conformados por familias y por cultura estamos acostumbrados a demostrarnos el amor con comida, hay comida típica en cada región, que no toman en cuenta la salud para su preparación, La abundancia de comida y bebida en las reuniones o festejos es un hábito, la creencia de que porque es niño o niña puede comer lo que sea, terminar el plato, repetir porciones, consentir a los que amas con su platillo favorito. Las bebidas azucaradas, el alcohol, tiendas de conveniencia en cada esquina, el excesivo consumo de refresco, de acuerdo con datos de la Universidad de Yale, México es el primer consumidor de refrescos en el mundo con un promedio de 163 litros por persona al año, que significa 40 por ciento más que Estados Unidos, que, a su vez, ocupa el segundo lugar con 118 litros. Nuestro entorno no es el mejor para ser delgado y sano.

Hay una frase que me encanta:

Lo correcto es correcto, aunque todos lo condenen, lo incorrecto es incorrecto, aunque todos lo aprueben. Charles Spuergeon

Se piensa de las personas que comen ensalada, consumen poca carne, no beben alcohol, beben agua, comen en horarios establecidos que están locos u obsesionados, mal de la cabeza, gente aburrida que no sabe vivir. En México hay frases como: vine a este mundo a vivir y no a durar, de algo me tengo que morir, poco veneno no mata, barriga llena corazón contento, al corazón de un hombre se llega por la barriga, comer sano es carísimo, las verduras son ramas y hojas, etc.

Nos damos cuenta como dice la biblia: a lo malo le dicen bueno y a lo bueno le llaman malo. El resultado de esa manera de pensar y utilizarlo como creencia; etiquetarnos, utilizar la frase: Yo soy así, nos tiene en problema de obesidad con poca expectativa de vida y de mala calidad.

¿Será que nos podamos unir para dejar de ser uno de los países más obesos del mundo? Por que necesitamos la ayuda de todos para lograrlo, entrenadores, amas de casa, padres de familia, médicos, nutriólogos, psicólogos, maestros, gobierno, empresarios, necesitamos hacer un movimiento y darle la vuelta a la situación.

No es el lugar, es quien eres, no seamos un país enfermo.

Los ciudadanos saludables son el mayor activo que cualquier país puede tener.

Winston Churchill.