Nuestro medio ambiente

Nuestro medio ambiente

Amo la naturaleza, no tengo preferencia, lo mismo disfruto el mar, que la montaña, el frío que el calor, la lluvia o el desierto, para mí todo tiene su encanto. De las cosas que más me gustan son los árboles en cualquier medio ambiente ,  me parecen espectaculares. Y pensando en los árboles todo ecosistema debe brindar las condiciones para que puedan existir. Hay reglas de la naturaleza inquebrantables que se deben respetar si deseamos tener árboles. Estas reglas son principios naturales que son universales, verdades absolutas comprobables que han funcionado desde siempre.  Y mi opinión es que todo funciona así, existen principios que son leyes universales tan ciertas como la ley de la gravedad y si no respetamos estas leyes vamos en contra de la naturaleza y por ende el resultado no será satisfactorio.

Por ejemplo para cualquier tipo de relación, ya sea amorosa, amistosa o laboral. Debe existir confianza. Puedo sonreír siempre, moderar mi carácter, aprender técnicas para sacar resultados a través de las personas, incluso tener valores, pero si no construimos confianza, sino somos honestos, si no amamos a las personas,  no tendremos éxito a largo plazo. 

Podemos obligar a que nos aplaudan, pero no podemos obligar a que nos admiren.

Podemos obligar a que nos besen, pero no podemos obligar a que nos amen.

Podemos obligar a que nos confiesen un secreto, pero no podemos obligar a que confíen en nosotros. 

Es un principio; la confianza es la base de las relaciones la cual se crea con amor, con hechos y con el tiempo. 

Me permito invitarlos a reflexionar sobre los principios de una vida saludable, ¿qué medioambiente debo crear para que se den las condiciones de tener una vida saludable?

Hay principios que puedo creer o no pero están ahí, rigen este mundo. Tener horarios de alimentación, tener límites, entender que hay alimentos que nos inflaman, que el alcohol no está diseñado para ingerirse por humanos, que los lácteos nos dañan así como el exceso de carne, los productos procesados, empanizados, fritos, etc por otro lado sin lugar a dudas estamos diseñados para el movimiento y el sedentarismo nos atrofia, nos debilita, acaba con nuestra salud. 

El objetivo de mi artículo es el de ser conscientes de estos principios, que entendamos que perder peso solo es una meta, pero aprender a comer es un sistema, que el ejercicio no es un tema secundario, influye en el desempeño de los seres humanos de manera muy importante en muchos niveles, por ejemplo a nivel cerebral. emocional, incluso espiritual. Si queremos transformarnos hay que modificar el medio ambiente para que se den las condiciones necesarias para lograr un estilo de vida saludable. Elegir bien la gente que más frecuentamos, la forma de festejar, elaborar una agenda de actividades, cómo gestionamos las emociones, cómo manejamos el estrés, cuál es nuestra idea de disfrutar los fines de semana, cuál es nuestra dieta intelectual, cómo moldeamos el carácter, cuáles son nuestros valores entre otros.

¿Qué cambios debo hacer en mi medio ambiente para que se den las condiciones para poder transformar mi estilo de vida y por ende mi cuerpo y mi salud?