Archivo de la etiqueta: sobrepeso y obesidad

Potencial Inexplorado

Potencial Inexplorado

Cuando empiezo a entrenar a las personas por primera vez, hay un ejercicio que es básico, pero es difícil de realizar. Se le conoce como lagartija o push up. Cuando las estamos practicando el 90% de las personas me piden que se las cambie, tienen una lista de razones del por qué no las tienen que hacer, por ejemplo: las lagartijas son para hombres, no puedo bajar, si bajo ya no puedo subir, me duele mucho, me van a crecer los brazos, soy muy débil de la parte de arriba, nunca he podido hacerlo, etc. Esa narrativa a estado dentro de sus cabezas por mucho tiempo, decirnos a nosotros mismos que no podemos, es fracasar antes de intentarlo. Pero mi trabajo consiste en acompañarlos, convencerlos y al cabo de unos días de entrenamiento logran cinco, para cuando terminamos el mes son capaces de hacer diez seguidas de manera estricta. Muy sorprendidos y motivados por el logro, se acercan para comentarlo. A eso yo lo llamo potencial inexplorado, está dentro de nosotros, y no lo sabemos, lo podemos hacer, pero nos rendimos a la primera dificultad. Número uno tenemos que cambiar nuestros pensamientos, dos recibir ayuda de alguien que lo sepa hacer, tres entrenar y ser constante hasta cumplir el objetivo.

Sólo es un ejemplo para explicar que tenemos muchas capacidades que desconocemos, hay dentro de nosotros potencial inexplorado. En cualquier área, idiomas, oficios, habilidades, conocimientos, aprendizajes.

Dentro de todos los seres humanos hay grandeza, solo que a veces dejamos de creer en nosotros mismos; nos etiquetamos, nos limitamos y entramos en una zona de confort difícil de gestionar. Yo el primero.

Para perder peso es necesario usar todo nuestro potencial inexplorado, nuestros rasgos, capacidades, valores, habilidades y si en dado caso no tuviéramos alguna, tenemos la característica de que podemos aprender, siempre podemos aprender. Si tenemos la determinación y el entrenamiento podemos lograrlo.

Empecemos por creer en nosotros mismos, valorarnos, tener fe, entender que tenemos capacidad, apostar por nosotros mismos, de lo contrario nadie más lo hará. Albert Einstein decía que ningún problema importante puede ser resuelto desde el mismo nivel de pensamiento que lo generó. Busca un mentor, necesitamos toda la ayuda posible, hay que capacitarnos, leer, abrir la mente, entonces sí, hacer un plan y seguirlo día con día hasta lograr el objetivo.

Sólo recuera dentro de cada uno de nosotros hay grandeza, tenemos todas las herramientas que necesitamos para vivir la vida que queremos vivir, para recuperar nuestro cuerpo y salud.

La próxima vez que digamos “no puedo” recordemos que esa afirmación sólo es nuestra perspectiva que es muy limitada, abramos la mente a otras posibilidades, a recibir ayuda, a creer en nosotros mismos, y te aseguro que, aunque no logremos todas las cosas por las que trabajemos, si vamos a lograr muchas más de las que imaginamos.        

Alejandro Gómez

Compartir Hábitos

Compartir Hábitos

Entiendo que las parejas no puedan ser iguales en todo y que esas diferencias complementen su relación, sin embargo, por más distintas que sean las maneras de pensar, se tiene que trabajar en equipo, y tener reglas de convivencia, intereses en común y un proyecto o muchos.   

Es difícil cuando en una relación, en un viaje tan largo como es la vida, que una pareja no comparta los mismos estándares de calidad de vida: por ejemplo: que a uno de los dos le encante bailar y al otro no; o que uno de los dos sea maratonista y la otra parte fumadora, o que una persona sea un ávido lector cuando su pareja no lee siquiera; porque no compartir estilos de vida, afectan el tiempo de compañerismo, y la rutina diaria se vuelve muy complicada, compartir habitación con una persona que es desordenada cuando la otra parte no lo es, o tener un cuerpo trabajado con los beneficios de una correcta alimentación y ejercicio cuando la otra parte no los tiene, va creando una tensión difícil de gestionar.  

Cuando los hábitos son diferentes, hay conflicto; porque no puedes obligar a nadie a vivir de cierta manera, pero tampoco puedes esperar que la otra parte se conforme o baje sus estándares, no es fácil para ninguno de los dos; no compartir la misma cultura de vida genera división; puede ser que por años se discuta la misma situación y haya peleas constantes o peor aún se convierta en silencio y no se hable más del tema, porque las dos partes siempre sabrán que hay algo que no funciona.

Al hablar de estos temas es muy fácil lastimar a la otra persona porque, aunque seamos conscientes que un estilo de vida saludable es bueno para la vida, a veces decidimos darle otro significado y nos sentimos atacados, criticados en nuestra identidad. Así que adoptamos una posición de defensa, podemos pensar: tengo otras cualidades, si me falta esa ¿qué? ¿Por qué no me puede querer como soy? Nadie es perfecto, mi pareja también tiene fallas. Claro que cuando nos sentimos atacados, nuestra mente no funciona óptimamente y nos bloqueamos psicológicamente, así que no avanzamos. El significado que le damos a las situaciones determina la actitud con la que las vamos a enfrentar y como dice el aforismo: la actitud determina la altitud.

En lugar de juzgar o dar nuestra opinión podemos dar información. Dar feedback no es emitir juicios es dar información.

Las respuestas están dentro de cada uno de nosotros, sólo tenemos que hacernos las preguntas correctas. Busquemos darle otro enfoque al ejercicio y a la buena alimentación. Dar información acerca de la importancia que tiene un estilo de vida saludable y sus beneficios:   

  1. Estamos diseñados para el movimiento. Tenemos articulaciones, huesos, músculos, tendones, somos capaces de convertir el alimento en energía. Y todo lo que está diseñado para moverse, sino se mueve se atrofia.
  2. Si tienes una lesión, accidente o simplemente vas adquiriendo edad ¿cómo te ayudamos a rehabilitarte si no te has movido en años?
  3. ¿cómo bajamos niveles de glucosa en sangre, colesterol, triglicéridos que son fuente de energía para movernos, si no hacemos ejercicio?
  4. Nuestros hijos solo repiten el 30% de las cosas que les decimos, el otro 70% lo imitan. Ahora veo niños de videojuegos, sin coordinación, que suben escaleras y casi vomitan, no tienen ninguna habilidad para los deportes y no les gusta jugar porque sienten un cansancio extremo, se sienten torpes, además sus cuerpos sin tonicidad muscular y sin forma, flácidos, con obesidad o muy flacos. Sin tolerancia a la frustración, inseguros, sin energía, frágiles, sobreprotegidos, los empujan y no saben defenderse. Si en casa no generamos el valor del ejercicio, el concepto atleta-estudiante, ¿cómo lo van a aprender?
  5. Está comprobado científicamente que las personas que practican ejercicio protegen y benefician a su cerebro en áreas muy importantes, como el hipocampo, también la zona del cerebro donde se encuentra la capacidad de relacionarse, el riego cerebral de una persona con actividad física es muy diferente que el de una persona sedentaria.
  6. El manejo del estrés, el ejercicio por si sólo lo elimina.
  7. La nutrición es fundamental para la prevención o el manejo de enfermedades muy graves. Cuando mejoras la nutrición, disminuyes riesgo de depresión, osteoporosis, ansiedad.  
  8. No es lo mismo tener intimidad con una persona que se ejercita a con una que no lo hace.
  9. En un estilo de vida saludable trabajas valores como la disciplina, tolerancia a la frustración, constancia, persistencia, esfuerzo, trabajo por objetivos, fuerza de voluntad. Son muchos los valores que pones en práctica y luego podemos aplicar a cualquier área de nuestra vida.

El ejercicio y la alimentación no son un tema secundario en la vida de los seres humanos, la ciencia nos ha ayudado a entender con bastante claridad que nuestro cuerpo, nuestra mente, sentimientos y emociones están íntimamente ligados. Para lograr cualquier transformación tenemos que trabajar de manera integral.

El secreto de la felicidad está en compartir con alguien más, no puedes darle prioridad solo a lo que tú quieres, es la receta para quedar solo, es mejor dar que recibir, no puedes ignorar los sueños de los que amas. Lucha por tu familia, lucha por ser 1% mejor cada día, por estar sano, motivado, cuidado, para ti y para los que amas, fuerte. Mientras haya salud lo demás es lo de menos.

Cuando te enamoras de alguien prometes convertirte en la persona de sus sueños, hacer cosas que nunca habías hecho, bajar el cielo y las estrellas. ¿cómo lo vamos a hacer sin salud?

¿Para qué esforzarte por tu relación? ¿Para qué esforzarte por la persona que amas? Hacer sentir orgullosos a los que amas, felices, ¿Te convertirías en la pareja ideal? ¿Queremos? ¿somos capaces?, ¿valdrá la pena?

Encontraremos el sentido de nuestra transformación. ¿por qué lo haremos? En el amor. El amor es el único por qué.

Alejandro Gómez

Lo que no se mide no se puede mejorar

Lo que no se mide no se puede mejorar

Cuando queremos perder peso recurrimos a una dieta, un lugar para realizar una actividad física, por la situación actual una aplicación o renta de equipo para entrenar en casa y una báscula para darle seguimiento. ¿Es la báscula el único método de seguimiento para la pérdida de peso? ¿Qué otros aspectos necesito medir?

Perder peso es un cambio mucho más profundo y de más calado que los kilos que hay que perder o que algo visual y estético. Involucra aspectos de comportamiento que nacen de nuestros pensamientos. entonces ¿Cuáles son los aspectos que tengo que tomar en cuenta, establecer y medir; además de los kilos que necesito perder?

El perder peso no consiste sólo en modificar mi cuerpo perdiendo unos kilos, por hacer ejercicio y comer mejor (ojalá fuera así de sencillo). Es un proyecto integral que requiere de conocimientos nuevos, cambiar ideas y creencias; tener una actitud renovada y trabajar con habilidades y valores que posiblemente ahora entiendo, pero que no vivo; Así que dar seguimiento a estos aspectos, me sitúa y me da una correcta dirección en los cambios que tengo que trabajar, para obtener el resultado que estoy buscando. Requerimos una transformación. Reinventarnos.

Para reinventarnos se requiere de elevar estándares, así que es necesario trabajar una cultura, y la cultura nace de los valores.

¿Hacer ejercicio diariamente como parte de tu agenda es un valor?

¿Elegir alimentos en lugar de estar a dieta es un valor?

Establecer y respetar reglas en tu hogar, crear un entorno donde la cultura del deporte, la sana alimentación, la lectura, las actividades y la buena compañía, favorecen un estilo de vida saludable ¿es prioridad o es un tema secundario?

¿Tener convicciones acerca de la calidad de vida, actitudes y comportamientos que disminuyan el riesgo de desarrollar enfermedades es un valor o una exageración?

La perdida de kilos es una consecuencia de retomar valores, valores que se forman de los hábitos, mismos que nacieron de nuestros comportamientos y a su vez estos comportamientos tomaron fuerza de nuestras acciones, acciones que se originaron por nuestras creencias; creencias tomadas de nuestros pensamientos a los que les dimos la autoridad de formar nuestra identidad.

Pretender modificar esta cadena sin reflexión, sin tomar en cuenta nuestros valores, trabajo en equipo y una reinvención de nosotros mismos con un plan a seguir, es como ir sin fusil a la guerra.

Alejandro Gómez

Dieta y ejercicio vs Elevar Estatutos

Dieta y ejercicio vs Elevar Estatutos

Cambio vs Transformación

La diferencia entre un cambio y una transformación.

El cambio viene por la necesidad de adaptarse a una nueva forma de vida, debido a una situación repentina, no deseada, o a una invitación de un tercero. Y provoca enojo, resistencia, rebeldía, justificación, procrastinación etc.

Por ejemplo: Voy al médico y me pide que pierda peso, no es algo que yo esté decidiendo, es un requerimiento del médico, y aunque es con el objetivo de mejorar mi salud o disminuir el riesgo de una complicación mayor, la mayoría de las veces no le tomamos la importancia que requiere y no hacemos el cambio o al menos no por un periodo de tiempo adecuado (toda la vida).

En una transformación, el deseo del cambio nace del interior, originado por la necesidad de tener un resultado diferente, la voluntad de cambiar nace en la persona, así como la determinación para hacerlo.  Una transformación implica que la persona que cambia, aunque es el mismo ser, no volverá a estar de la misma forma que antes. La característica de la transformación es el Sentido. ¿El por qué? del cambio. Este sentido proviene del amor.

Es importante entender lo anterior para reflexionar en ¿por qué no puedo perder peso? Si encima de todo es lo que más deseo. Mi propuesta es que no busques una dieta y un centro deportivo en primer lugar, mi propuesta es que eleves tus estándares e implementes estatutos en los que creas profundamente; para que establezcas la cultura que le dé dirección a tu vida y por consecuencia cambie tu cuerpo.

No sólo es buscar un lugar donde entrenar y una lista de alimentos que te indique que si puedes o que no puedes comer, no es ingerir pastillas mágicas o milagrosas; va mucho más allá, Es elaborar un plan para buscar dentro de ti la fuerza de voluntad para convertirte en una mejor persona, con una experiencia de salud muy distinta a la actual, un plan diseñado por ti y para ti (con ayuda), donde tomarás en cuenta: tus creencias, tu estado emocional, tus ideas, tu cuerpo, la etapa de donde arrancas, tus necesidades, mitos y realidades, información científica, tu medio ambiente, la gente que te rodea, tu formación, tu sistema de evaluación, tu capacidad, tus actividades diarias, tu gestión de emociones y entonces tengas una clara idea de ¿qué tienes que cambiar y por qué?

Es apelar a tu grandeza, a tus posibilidades, a tu capacidad de automejorarte, a descubrir tus límites a vencer tus miedos, a trabajar en ti, que eres tu mayor y más grande recurso.

La realidad que hoy tenemos nosotros mismos la hemos establecido, la buena noticia es que la podemos cambiar el día que queramos.

Los seres humanos somos todo posibilidades; una de las posibilidades que más me emociona; es saber con toda claridad, que podemos aprender en cualquier momento de nuestra vida, cualquier tipo de habilidad, podemos adquirir cualquier conocimiento y convertir lo aprendido en capacidad para aplicarlo y transformar nuestra propia vida.     

Alejandro Gómez

No es donde estás, es quien eres

No es donde estás, es quien eres

No es dónde estás, es quién eres:

¿Cómo influyen las personas en mis hábitos alimenticios, deportivos y de descanso? ¿cómo influye el lugar donde vivo? Es común que pensemos que el sobre peso tiene su origen en algo externo, es que en mi casa se come de tal o cual manera, es que si no me lo como, mi mamá se ofende, muchas costumbres familiares, amistades, entornos laborales o sociales influyen en nuestro estilo de vida, pero no lo determinan. Podemos pensar que es genética, herencia, una falla de nuestro organismo, ya sea el metabolismo, tiroides, edad,  Identificamos estas creencias al escuchar frases como: yo respiro y engordo, solo de verlo ya subí de peso, soy de huesos anchos, toda mi familia tiene genética robusta y contrario a estos pensamientos, el sobre peso y la obesidad no son un problema externo, (en la mayoría de los casos), tener sobrepeso y obesidad es resultado de nuestro comportamiento, es una consecuencia de nuestra conducta, son los estándares de nuestros hábitos de tres actividades esenciales: Alimentación, Actividad física y Descanso. Se tienen a estos tres rubros como temas de segunda importancia; cuando la ciencia nos muestra claramente que estas tres actividades son esenciales para el correcto funcionamiento del ser humano. Que la nutrición no es un simple comer, afecta directamente al funcionamiento de cerebro, al funcionamiento de cada órgano vital y a nuestro estado de ánimo. Aunque el sobre peso y la obesidad son un problema a nivel mundial, América tiene los países con mayor índice de obesidad en el mundo. México y Estados Unidos, tienen una situación de alerta de salud nacional debido al sobre peso y la obesidad. La primera causa de muerte en hombres y la segunda causa en mujeres es el infarto al miocardio, existen serios problemas en la población de hígado graso, hipertensión, colesterol elevado, diabetes y sus complicaciones y no hay recursos suficientes para atender a estos pacientes, estamos rebasados. Los datos dónde los busques confirman el número de muertes por estas causas.

Los países son conformados por familias y por cultura estamos acostumbrados a demostrarnos el amor con comida, hay comida típica en cada región, que no toman en cuenta la salud para su preparación, La abundancia de comida y bebida en las reuniones o festejos es un hábito, la creencia de que porque es niño o niña puede comer lo que sea, terminar el plato, repetir porciones, consentir a los que amas con su platillo favorito. Las bebidas azucaradas, el alcohol, tiendas de conveniencia en cada esquina, el excesivo consumo de refresco, de acuerdo con datos de la Universidad de Yale, México es el primer consumidor de refrescos en el mundo con un promedio de 163 litros por persona al año, que significa 40 por ciento más que Estados Unidos, que, a su vez, ocupa el segundo lugar con 118 litros. Nuestro entorno no es el mejor para ser delgado y sano.

Hay una frase que me encanta:

Lo correcto es correcto, aunque todos lo condenen, lo incorrecto es incorrecto, aunque todos lo aprueben. Charles Spuergeon

Se piensa de las personas que comen ensalada, consumen poca carne, no beben alcohol, beben agua, comen en horarios establecidos que están locos u obsesionados, mal de la cabeza, gente aburrida que no sabe vivir. En México hay frases como: vine a este mundo a vivir y no a durar, de algo me tengo que morir, poco veneno no mata, barriga llena corazón contento, al corazón de un hombre se llega por la barriga, comer sano es carísimo, las verduras son ramas y hojas, etc.

Nos damos cuenta como dice la biblia: a lo malo le dicen bueno y a lo bueno le llaman malo. El resultado de esa manera de pensar y utilizarlo como creencia; etiquetarnos, utilizar la frase: Yo soy así, nos tiene en problema de obesidad con poca expectativa de vida y de mala calidad.

¿Será que nos podamos unir para dejar de ser uno de los países más obesos del mundo? Por que necesitamos la ayuda de todos para lograrlo, entrenadores, amas de casa, padres de familia, médicos, nutriólogos, psicólogos, maestros, gobierno, empresarios, necesitamos hacer un movimiento y darle la vuelta a la situación.

No es el lugar, es quien eres, no seamos un país enfermo.

Los ciudadanos saludables son el mayor activo que cualquier país puede tener.

Winston Churchill.

Cultura

Cultura

Cultura

La cultura de los países, los gobiernos, las comunidades, las empresas, los colegios, las familias, las personas etc. Determinan sus estándares, y nos dice: ¿cómo hacen las cosas? Y existe un aforismo del escritor Eduardo Galeano que me gustó para este artículo: Somos lo que hacemos, para cambiar lo que somos.

Una buena cultura es parte fundamental para lograr objetivos, para saber cómo vamos a hacer las cosas, para lograr una transformación y generar un clima que, de lugar a la libertad, a la creatividad, respeto, confianza, compañerismo.

Porque la cultura se forma a base de hábitos y los hábitos nacen de los valores; mientras más elevados sean éstos, habrá más calidad en los estándares que determinen nuestra cultura.

¿Qué tiene que ver esto, con el sobre peso y la obesidad?

Cuando platico con personas sin sobrepeso, me doy cuenta de que los estándares entre estas personas son muy parecidos y que además disfrutan al hacerlo, para ellos es natural y aunque algunos saben de la importancia que tienen y por ello lo llevan a cabo, consideran que es una tarea relativamente sencilla y creen que es parte de su forma de ser.

El primer paso para cambiar el sobrepeso y la obesidad, antes de solicitar una dieta o plan de alimentación, antes de pagar un gimnasio, un club, o una aplicación, antes de contratar a un entrenador; En mi experiencia es necesario trabajar conscientemente en la cultura de tu salud, de tu físico, de tu mentalidad y movilidad. Es necesario elevar tus estándares. Así como la cultura de una empresa nos habla de la personalidad del dueño, lo mismo sucede con el físico de una persona. Tu cultura, esto es tus estándares tienen que llevarte al lugar que deseas.

Punto uno: Tu valor como persona es indiscutible, eres una persona estratosférica, porque lo eres, tú vales y punto. No vales mas que yo, o menos que alguien, tú vales fin de la discusión. Si alguien no ve tu valor es problema de su vista no de tu valor. Sin lugar a duda en todos los seres humanos hay grandeza. Tú no eres la excepción.

Punto dos: Eres tu mayor y más grande recurso y no necesitas más. Soy lo que tengo y con eso empiezo. Me tengo que cuidar.

Punto tres: Estoy lleno de herramientas, capacidades y talentos. Y los que no tengo los puedo desarrollar con trabajo, determinación, constancia y esfuerzo.

Punto cuatro: Es mi responsabilidad y de nadie más y la acepto porque soy capaz.

Punto cinco: Las situaciones, circunstancias y desafíos son parte de mi formación y me ayudan a desarrollar todas mis capacidades para salir adelante.

Te invito a Reflexionar en la cultura de nuestro físico, salud, mentalidad y movilidad. Establece tus estándares mientras más elevados sean mejor. Ponlos por escrito.

Apasiónate por tu vida, y empieza hoy, no importa tu condición actual, cualquier día, es una buena oportunidad para empezar.

 Alejandro Gómez

Relación Causal

Relación Causal

Causa y efecto: expresan la relación existente entre dos fenómenos, de los cuales uno, llamado causa, produce ineluctablemente el otro, denominado efecto; esa relación recibe el nombre de relación causal. Todo fenómeno tiene su origen, lo que lo engendra. De tal manera que, si eliminamos la causa, eliminamos el efecto.

Tener sobre peso u obesidad nos lleva en gran medida a los factores de riesgo que vimos en el artículo anterior, y tienen un origen y éste, tiene que ver con la forma en que nos alimentamos, la actividad física, el descanso, nuestras relaciones personales (con quién convivimos), la lectura, la agenda (esto es sí planeamos, tenemos un tiempo para pensar, meditar, enfocarnos, comer, entrenar, descansar etc.); estos rubros son parte fundamental de nuestro estilo de vida; y el estilo de vida da origen a la calidad de vida.

El corazón da cantidad de vida, el cerebro da calidad de vida. Valentín Fuster.

El estilo de vida esta determinado por cada individuo. Somos personas de rituales, y todas las decisiones que tomamos para determinar nuestros ritos, comienzan con los pensamientos. Existen pensamientos que los convertimos en creencias y pensamos que son parte de nuestra identidad. como decía Ortega y Gasset Premio Nobel, los pensamientos los tenemos, en las creencias vivimos. Existen pensamientos a los que les damos tanta fe que dejamos de cuestionarlos y los tomamos como verdad puede que sean verdaderos o no, puede que sean reales o no lo sean, pero estos pensamientos se convierten en nuestras creencias; son órdenes incuestionables que consideramos inmodificables, dándonos una postura existencial y por ende definir los ritos que dictan nuestro estilo de vida.

Adicional a estas creencias acerca de ¿cómo me defino? Esto es ¿qué pienso de acerca de mí?, ¿qué pienso acerca de las personas? Y ¿qué pienso de la vida? o ¿qué pienso del mundo? También tengo jerarquías y reglas. Por ejemplo: para mí es importante mi físico, pero es más importante divertirme, y la regla que tengo es que toda fiesta debe de tener alcohol y comida suficiente. ¿Se imaginan los problemas que tendré para mantener un físico sano y esbelto con estas reglas y creencias?

En mi experiencia si quieres un resultado distinto al que hoy tienes con respecto a tu salud y tu físico, no busques una dieta o pastilla o producto milagroso, no te inscribas en un gimnasio aún, primero reflexiona y analiza tus creencias, reglas y jerarquías de estas.

Según el Dr. Valentín Fuster que presidió la Asociación Mundial de Cardiología, en todos los estudios que realizó para que los pacientes tuvieran cambio de hábitos, al menos en temas de salud, descubrió que necesitamos ayuda para cambiar, aisladamente no hay éxito. Los adultos necesitan de otros adultos para poder cambiar.

Reflexionar en por qué hago lo que hago, elegir mi postura mental ante las situaciones, fomentar las actividades que me construyen y eliminar las que me restan. Cambiar creencias limitadoras. Mantenerme inspirado en mis metas y decidir evolucionar y ser mejor persona hasta el último día de mi vida. Cambiará radicalmente mi realidad y terminará con ésta eterna lucha con el sobrepeso y la obesidad que parece insuperable.

Alejandro Gómez

Locura es creer que haciendo las mismas cosas tendremos resultados diferentes.                                                                                     Albert Einstein                

La razón de este espacio

La razón de este espacio

El objetivo de este blog es acompañar a personas en el proceso de cambiar hábitos específicamente de alimentación, actividad física y descanso. Durante este acompañamiento quiero compartir con ustedes todos los recursos, herramientas y capacidades que tenemos los seres humanos para superar desafíos, resolver situaciones y transformar nuestra vida con el fin de aplicarlos en recuperar la salud, la condición física y la actitud cuando éstos se ven afectados por el sobre peso y la obesidad.

No es un blog con rutinas y dietas o planes de alimentación, tampoco estará lleno de consejos, ni venta de productos para perder peso. Es un espacio para expresar la grandeza de las personas, para encontrar los recursos y lo más importante el sentido para cambiar la situación de sobrepeso y obesidad a un físico saludable y congruente con lo que tenemos dentro.

Todos los que nos dedicamos al coaching sabemos que la respuesta está dentro de cada uno de nosotros y necesitamos por medio de la conciencia; reflexionar en que origina nuestras decisiones, para cuando es necesario, poder cambiarlas y corregir de raíz la causa de tal modo el efecto será completamente diferente. Esto es: cambia tus hábitos, todo lo demás cambia por consecuencia. Gracias por tu presencia y por la oportunidad. Escribamos pues juntos esta historia de éxito.

Alejandro Gómez

Todos tenemos dentro una porción de buenas noticias. La buena noticia es: que no sabes ¡lo grande que puedes ser!, ¡Cuánto puedes amar!, ¡Lo que puedes lograr! Y cuál es tu máximo potencial.

Ana Frank.

El Desafío

El Desafío

Me gusta comenzar hablando de actitud, por que la actitud, hace la diferencia ante cualquier situación por difícil que ésta sea. No es que quiera restarle importancia a la envergadura de ciertos desafíos, porque sin duda, hay situaciones que son muy difíciles; pero creo que la actitud con la que una persona es capaz de enfrentar estos retos marca la diferencia

La actitud es: la manera en la que una persona o colectivo se posicionan ante una situación o circunstancia; y así como tenemos una postura física, tenemos una postura mental para arrostrar lo que nos sucede.

Una de las situaciones más graves que nos atañe y que afectan a la población mundial son: el sobrepeso y la obesidad. Y este espacio fue creado para acompañar a las personas que están siendo afectadas por estas condiciones, para que juntos encontremos los recursos y las soluciones, trabajando en las herramientas necesarias para lograr una transformación, encontrar el sentido y mantener el impulso y así dejar atrás esta condición que está acabando con la vida de las personas, colapsando los sistemas de salud y complicando a las familias.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) las dos principales causas de muerte a nivel mundial son: La enfermedad Isquémica del corazón y el infarto al miocardio). Pero estos datos ¿En que me afectan? ¿Qué me dicen?

Existen siete factores de riesgo en el 75% de los pacientes que sufren las complicaciones mencionadas por la OMS, estos son:

  • Dos factores mecánicos: Presión Arterial alta y obesidad.
  • Dos factores químicos: Colesterol y Glucosa elevados.
  • Tres factores de conducta
    •  Mala Alimentación (sal, grasa, alcohol etc.)
    • Fumas o no fumas
    • Haces ejercicio o no haces ejercicio (Sedentarismo)

Para poder disminuir los riesgos mencionados, es necesario trabajar contra cada factor; mismos que están ligados íntimamente a los hábitos de cada persona y es ahí donde está el desafío, porque para lograr un resultado positivo, es necesario entender que no podemos separar el cuerpo, de la mente (con sus creencias y reglas), de los sentimientos y las emociones.

Algo que es importante resaltar es que no es válido sólo cuidar dos o tres factores ó cuatro de siete. Es decir: No podemos correr diez kilómetros y después vaciar la nevera, o tomar un medicamento contra el colesterol y después comer grandes cantidades de carne con el pretexto de que ya estoy protegido por el medicamento, o pensar que el ajo mantendrá mi corazón libre de infartos, o evitar el deporte y sacarlo de la agenda por falta de tiempo. Se requiere atender los siete factores de riesgo para conservar la salud.

Si observamos bien cada uno de los siete factores de riesgo pueden ser corregidos si modificamos nuestro comportamiento, porque, aunque los antecedentes familiares pueden afectarlos, son nuestros hábitos, esto es nuestro estilo de vida lo que determina el resultado.    

En el siguiente artículo revisaremos cómo podemos cambiar estos patrones de conducta (hábitos), que sentimos como parte de nuestra identidad y que nos están llevando a un destino que no deseamos.

Alejandro Gómez

Debes asumir la responsabilidad personal. No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones, o el viento, pero puedes cambiarte a ti mismo.                                                                                                        Jim Rohn